APRENDE A RESOLVER TUS CONFLICTOS

Aprende a resolver tus conflictos

APRENDE A RESOLVER TUS CONFLICTOS

El Conflicto es un aspecto cotidiano y ocupa un lugar relevante en nuestra vida. Aprender a resolver tus conflictos, de hecho, puede configurarse en una oportunidad de crecimiento y cambio. Es por esto que lo mejor que podemos hacer es aprender a solucionarlos de forma adecuada y creativa.

Los conflictos son inevitables, las elecciones en la vida también. Es importante estar preparados para afrontar las relaciones humanas y las decisiones relevantes entendiendo que debemos equilibrar nuestros deseos y expectativas con las de los demás.
No existe problema cuando no hay más que una solución; pero habitualmente hay muchas soluciones entre las cuales elegir.

CONFLICTO Y TIPOS DE AGRESIÓN

Cuando tenemos un conflicto interpersonal, como en la mayoría de las situaciones a las que nos enfrentamos cotidianamente, sale a flote nuestra naturaleza instintiva o animal.

  1. Las personas al igual que los animales,  llevamos a cabo una de las dos estrategias que tienen los animales, en la selva, para enfrentar sus problemas de supervivencia, es el ataque o desplazamiento agresivo. Para ello, dependiendo del animal que se trate, se emite una gran cantidad de conducta en amenazas y señales, sobretodo en la defensa de la territorialidad. El hombre también muestra la tendencia agredir ante el conflicto y es más probable que lo haga si está en su propio territorio.
  2. La segunda estrategia, en caso de un conflicto de supervivencia, es la huida o el escape. Si se logra sobrevivir de la situación, se aprende a repetir la estrategia, pero también se aprende a temer a la situación o a las señales de peligro que implica la misma.

Para atacar, pero sobretodo para huir se necesita elevar el metabolismo y tener los músculos y todos los sistemas preparados. Esto se logra mediante el disparo de hormonas desde las glándulas suprarrenales, en respuesta a la orden central del Sistema Nervioso. El corazón late velozmente, respiramos con rapidez, se incrementa la circulación periférica, aumenta la presión arterial, se paraliza la digestión, etc…

Esto nos trae peligros de enfermedad, pues ya no vivimos en la selva. Algunas enfermedades a desarrollar serían:

Diabetes Mellitus.- Pues se incrementan los niveles de glucosa en la sangre como consecuencia del estrés psicobiológico.

Hipertensión Esencial.- La tensión de los músculos provocada por los disparos de adrenalina y noradrenalina, presiona las paredes de las venas y las arterias, elevando sensiblemente los niveles de la presión arterial.

Neurosis.- La persona que se encuentra en problemas, desarrolla ansiedad que se manifiesta con tensión muscular y con fenómenos cognitivos de torpeza y déficit. Hay mal humor y se dan respuestas de mucha desesperación o de franca depresión.

“El camino de huir o querer escapar de los problemas, nos lleva a aislarnos, a tomar una ruta de escape como el alcoholismo o la drogadicción (tabaquismo, automedicación). La mayoría de las personas que toman ésta ruta terminan acudiendo a los profesionales de la salud mental. Además, es probable que desarrollen enfermedades psicofisiológicas (en la piel, en el aparato digestivo, etc) y que vivan una vida miserable llena de temores e inseguridad.”

La Agresión es un comportamiento que tiene una función adaptativa y que ha permitido la supervivencia del más apto, como mecanismo de selección natural, pero en nuestro medio social y laboral adquiere una connotación indeseable.

aprende a resolver tus conflictos